miércoles, 9 de enero de 2013

Posiciones de yoga para dormir mejor

Este es un artículo publicado en Vía Mujer, y que desde que lo leí, no solo me encantó sino que lo he utilizado muchas veces.  Hace tiempo quería compartirlo con ustedes, pero entre una cosa y otra, se me había olvidado.  Algunas de las posiciones podrían resultar difíciles o incómodas para quienes tienen fibromialgia, pero pueden hacerlas hasta donde el cuerpo lo permita.  Los textos son del artículo original, con mis comentarios en rojo.  Aquí se los dejo.

✿ .¸¸.•*¨*•.¸¸. ✿ .¸¸.•*¨*•.¸¸. ✿ 
 
Una buena manera de relajarse para disfrutar de un sueño tranquilo y reparador, es realizar algunas posiciones yoga en la cama antes de dormir. Estas son algunas posturas que pueden ayudarte.  (en mi caso, muchas veces las he realizado también en la mañana, luego de quedarme un rato en la cama)


Sentarse cómodamente en la cama, ya sea con las piernas dobladas o rectas delante del cuerpo, elige lo que puedas hacer con más comodidad. Sentarse y apoyarse ligeramente sobre las almohadas. Cierra los ojos y descansa las manos sobre los muslos, respira tranquilamente unos minutos. Esto no tiene por qué ser una meditación profunda, sólo siente tu respiración.


Permanece sentada en esa posición y gira el cuerpo hacia la parte de atrás. Si tienes una cabecera puedes agarrarla para ayudarte en el giro. Respira unos minutos y luego gira hacia el otro lado y repite la respiración.



Manteniendo la posición sentada curva hacia adelante las caderas y deja que las manos se extiendan delante. Esto se siente bien en las caderas y la espalda. (hasta donde puedas llegar)


Poco a poco endereza las piernas enfrente de ti. Puedes mantener las rodillas ligeramente dobladas. Llega a los pies con las rodillas flexionadas y mantén la espalda plana. Es placentero estirar los músculos isquiotibiales. (dobla las rodillas todo lo necesario para que puedas tocar las puntas de los pies)


Mantén las piernas extendidas y baja la parte superior del cuerpo suavemente sobre las piernas. (nuevamente, hasta donde puedas llegar... no te extra esfuerces)


Recuéstate con la cabeza sobre la almohada. Lleva una rodilla al pecho y respira unos minutos, luego repite con la otra pierna.


Levanta la pierna y trata de mantenerla recta y repite con la otra pierna. (hasta donde puedas sin doblar la rodilla)


Dobla la rodilla y trata de colocar la pierna al lado de la parte superior del cuerpo. Repite con la otra pierna. (este parece casi imposible, pero lleva la pierna lo mas atrás posible con la ayuda de la mano)


Girar la pierna a través del cuerpo y girar la cabeza en dirección opuesta. Presta atención a la posición de los brazos. (en esta posición es importante que el brazo contrario repose estirado sobre la cama)


Recostada sobre un lado del cuerpo, separando las piernas, levanta el brazo y mira hacia él. Repite la posición del otro lado. (este es un gran ejercicio por estiras todo el cuerpo)


Abraza ambas rodillas en el pecho y mécete suavemente sobre la espalda.


Ya casi has terminado. Estira las dos piernas y disfruta la posición savasana. Descansa unos minutos. (se siente como lo negativo abandona tu cuerpo)


Esta es la mejor posición yoga para dormir. De costado y con la cabeza alta. (en el caso de quienes tenemos fibromialgia, esa almohada no debe estar tan alta, sino mas bien lo necesario para rellenar el espacio del cuello)

Artículo original de Women'sHealth. Gracias a Via Mujer por publicarlo en español. 

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...