miércoles, 24 de octubre de 2012

Algo sobre la Fibromialgia y el Sexo

La Fibromialgia y el sexo pueden constituir un problema de pareja, especialmente cuando es un tema del que poco se habla.  La fibromialgia implica tantas cosas, que probablemente las relaciones sexuales no sean un asunto fácil de tratar para la pareja, o incluso desconozcan como enfrentarlo.

Los dolores que se experimentan, la fatiga y el agotamiento y la falta de flexibilidad son algunas de las razones por las cuales las relaciones sexuales pueden llegar a ser insatisfactorias y hasta dolorosas, y por lo que se vuelven cada vez menos frecuentes. 

Lamentablemente, la fibromialgia puede ocasionar una de dos circunstancias en la vida de quienes la sufren.  Por un lado, puede volverse un problema crítico (sobre todo en parejas jóvenes), al punto que el hombre se vuelve incomprensivo al respecto y el matrimonio puede terminar disolviéndose.  

Por otro lado, se mantienen juntos pero terminan viviendo una vida marital en celibato. Cuando es la mujer quien tiene fibromialgia, muchas veces el hombre simplemente deja de intentar acercamientos por miedo a causarle mas daño, o generalmente, evita las relaciones porque nunca está seguro de como se siente la mujer.

Pues bien, como alguna vez dije en un artículo anterior... "El sexo se trata de una maniobra bastante física, que usualmente involucra movimiento y apretones, y cualquier clase de contacto, hasta una suave caricia, puede producirnos malestar o desencadenar una crisis", sin embargo, con algo de trabajo, exploración, ensayo y error, podemos encontrar mecanismos para tener una relación sexual satisfactoria.  Obviamente, no podemos usar el Kamasutra como referencia, sino mas bien, buscar un compromiso con la pareja para probar diferentes posiciones y determinar como continuar teniendo relaciones sexuales de una forma cómoda y satisfactoria para ambos.  Definitivamente, esto involucra que el compañero entienda la fibromialgia, acepte el compromiso y sea totalmente comprensiva y considerada al respecto; pero cuando existe amor verdadero, la fibromialgia es simplemente otro obstáculo que hay que sortear en la vida de pareja. 

Además, es bien sabido que durante el sexo se liberan una gran cantidad de neurotransmisores, como endorfinas, dopamina, etc., que producen una sensación placentera y contribuyen a mejorar el malestar de la fibromialgia a corto y mediano plazo.  Por lo tanto, podríamos pensar... que mejor medicina que un agradable orgasmo con alguien que amas y que te ama lo suficiente para preocuparse por tu satisfacción y tu bienestar.

No descartes el sexo de tu vida tan rápido, experimenta con tu pareja y piensa que poco a poco puede volverse una experiencia agradable nuevamente y que reafirmará el amor que comparten.



 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...