jueves, 10 de marzo de 2011

Sarna con gusto no pica

En mi país tenemos un dicho que reza “Sarna con gusto no pica”, lo que significa que si hacemos algo que no debemos hacer, entonces nos toca aceptar las consecuencias con la mayor gracia posible.

mafalda en la playa Pues bien, este fin de semana que acaba de pasar, me fui a la casa de unos amigos en la playa.  Iba solo por un día (porque en general no aguanto mas que eso), pero a petición de mis hijos y mis amigos, decidí quedarme dos noches y me regresé al tercer día. Tengo la suerte de que todos entienden mis problemas de salud, me apoyan, y hasta me consienten, pero a pesar de esto, me sentí mal todo el tiempo, algunas veces tenía mas dolor, otras veces menos, pero desde un principio decidí mantenerme en pie como un buen soldado, y me propuse ante todo, divertirme, compartir con los demás y reírme lo mas posible; trataba de acostarme en el sofá o en una hamaca cuando me sentía muy mal o muy cansada; también me metí a la piscina, pero en las últimas horas de la tarde, cuando aún hay algo de sol y el agua está calientita, aunque afuera ya está empezando a hacer frío, y el cambio de temperatura al salir podría ser dañino. Cociné, pero con mucha ayuda, jugué juegos de mesa hasta bien entrada la noche, pero dormí en una buena cama, hasta que me provocó levantarme. 

Usualmente, yo no tomo medicamentos para la fibromialgia, a menos que tenga una crisis muy fuerte, porque tengo divertículos, y el uso prolongado de medicamentos puede producirme problemas. Además tengo una espondiloartropatía, así es que muchas veces hago crisis conjuntas, lo que es aún mas doloroso, y mas difícil de controlar y superar, y en este caso, fue exactamente lo que sucedió; así que tuve que tomar muchos medicamentos para sobrellevar mis dolores.

En resumen, hice muchas cosas que no debía, y me expuse de maneras que sabía serían perjudiciales para mi, y como era de esperarse, cuando regresé a mi casa, estaba acabada; me sentía como si hubiese estado trabajando en el campo, cosechando verduras a pleno sol todo el fin de semana; tanto fue mi malestar, que a mi regreso me tocó quedarme mas de un día en cama, y aún me estoy recuperando; pero yo sabía que esto pasaría, porque cuando tengo actividades extracurriculares, esfuerzos físicos, viajes largos en carro o avión, o exposición al sol, tengo crisis como estas y he aprendido a prepararme mentalmente para afrontarlo.

Se que es muy difícil decirle a otra persona lo que debe hacer, para lidiar con su dolor, pero puedo compartirles lo que yo hago.

Llevé muchas cosas, pero algunas en mi caso considero imprescindibles, como:

  • Todos los posibles medicamentos que pudiera necesitar, incluyendo linimento para los músculos adoloridos.
  • Ropas muy cómodas, nada apretado ni pesado, y lo mas fresco posible, para pasar el día; pero ropa abrigada y medias para dormir.
  • La almohada que siempre uso para dormir, que tiene el apoyo ideal para mi cabeza y me evita dolores en el cuello.
  • Mi iPod y audífonos, con mi música  favorita para relajarme cuando lo necesite.
  • Un cojín pequeño para colocar bajo la nuca durante el viaje en carro, sobre todo si toma mas de una hora.
  • Agua para el viaje, sobre todo si es largo, y algo para comer en el camino.
  • Unas sandalias con buen soporte en la base del talón.
  • Sombreros para protegerme del sol, al igual que bloqueador solar y protector labial.

Otras cosas que son recomendable practicar:

  • Evitar manejar el auto si el viaje es largo, y tratar de tomar el asiento mas cómodo.
  • Evitar agacharse, levantar peso, mover, halar o empujar cosas, o cualquier esfuerzo que pueda molestar los músculos posteriormente.
  • Cuando se siente cansancio o dolor, apartarse del grupo y descansar un rato, revitaliza y relaja y te permite seguir adelante (a mi me funciona de maravilla además ponerme la música con los audífonos y aislarme por completo).
  • Si es posible, escoger la mejor cama, que el colchón sea lo suficientemente fuerte, y tenga buen apoyo (base de madera o incluso un buen colchón en el piso).
  • Tomar los medicamentos (relajantes musculares, analgésicos, etc.) al primer indicio de malestar.  No esperar a que sea insoportable.
  • No exponerse al sol, ni a cambios de temperatura, ni quedarse con la ropa húmeda.
  • Comer a las horas acostumbradas y beber mucho líquido.
  • Si necesitas algo que no llevaste o se te olvidó, y puede conseguirse en algún lugar cercano, nunca sientas vergüenza de pedirle a alguien el favor; esto es mejor que soportar malestar.
  • Dormir suficientes horas. 

mafalda despeinadaSe que a nadie le gusta sentirse inútil y siempre que hacemos estos viajes queremos ayudar, pero si tu grupo de amigos o familiares te brindan apoyo o no tienen inconvenientes en evitar que tu trabajes, acéptalo como un regalo; esto te ayudará a pasar un mejor tiempo.  

De vez en cuando, hacemos cosas que no debemos, con el fin de tener un rato divertido, sobre todo cuando se trata de compartir con familiares y amigos queridos; definitivamente a veces vale la pena el esfuerzo, aunque sepamos que luego pagaremos con creces, porque no debemos resignarnos solo a sufrir en silencio; por eso cuando se tienen estas oportunidades, debemos mentalizarnos para disfrutar al máximo de estos momentos, aunque con las mayores precauciones, y luego lidiar con las repercusiones … así como dice el dicho “Sarna con gusto no pica”.

Bendiciones para todos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...