viernes, 28 de octubre de 2011

¿Tiene cansancio común o padece el Síndrome de Fatiga Crónica?

image Si actualmente usted siente demasiado cansancio todos los días, y si además, recientemente padeció un resfriado del que le fue muy difícil salir, ponga atención porque tal vez no se trate de una fatiga común. Podría tratarse de fatiga crónica. 

Les comparto esta publicación, ya que me pareció de mucha importancia para quienes pueden sentirse así y no saber exactamente lo que les pasa.  

De hecho, muchas personas padecen el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) y no lo saben. El principal síntoma del SFC es un agotamiento prolongado, que no se alivia con descanso y cuyas causas son difíciles de determinar.

Es perfectamente comprensible que después de pasar por una semana particularmente cargada de actividades, sintamos un gran agotamiento. Sin embargo, cuando esta sensación se prolonga por meses, y rebasa el año, hay indicios suficientes para sospechar que se padece SFC.

Así que, si el reposo no le basta para reponer energías, si su cansancio empeora después de realizar tareas que no implican siquiera un enorme desgaste físico, si tiene dolores de cabeza, musculares o de garganta, si los resfriados son frecuentes y le duran muchos días, debe acudir al médico.

Los pacientes que padecen SFC suelen tener la lengua pálida, lo cual revela su estado de baja energía. Sus síntomas se encuentran en un punto tal que no son suficientes para postrarlos en la cama, pero tampoco les permiten desarrollar una vida normal.

No se sabe con precisión las causas que desencadenan el SFC, pero muchas investigaciones han relacionado este padecimiento con un trauma emocional severo, infecciones virales o bacterianas prolongadas, estrés crónico y fallas del sistema inmunológico.

Se estima que el SFC afecta al 5% de la población mundial, y la proporción por género es de 9 mujeres por cada hombre. No se considera una enfermedad grave o mortal, y tampoco se tiene una cifra precisa del número de decesos que ocasiona, ya que este tipo de decesos suelen atribuirse a fallo cardíaco, cáncer o suicidio.

También hay una parte de la comunidad médica internacional que considera al SFC una enfermedad psicosomática de origen emocional. Este factor ha influido para que se niegue el reconocimiento a la enfermedad y en consecuencia, no se les otorguen derechos a los enfermos.

Asimismo, los parientes de los afectados y las personas que forman parte de su entorno suelen negar el padecimiento, acusando a los pacientes de fingir, exagerar, querer evadir el trabajo o atribuyendo la condición a una enfermedad depresiva. En cualquier caso, lo mejor es acudir al médico para que pueda determinar las causas que nos están dificultando las actividades de la vida diaria.

Fuente de referencia: e-consulta.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...