miércoles, 28 de septiembre de 2011

Aclarando algunos conceptos sobre fibromialgia

image Con frecuencia leo en los comentarios de los artículos, que algunas personas no tienen tal o cual síntoma.  Es importante que quienes sufren de fibromialgia, o quienes han sido diagnosticados recientemente, tengan claros algunos conceptos que son básicos al momento de recibir un diagnóstico de fibromialgia.

Primero que todo, los criterios necesarios para considerar la fibromialgia como posible diagnóstico, son:

  • Descartar por medio de pruebas de laboratorio, que el paciente no tenga alguna otra enfermedad con síntomas similares, como lupus, esclerosis múltiple, problemas de la tiroide, etc.
  • Tener síntomas de dolor generalizado y/o focalizado y fatiga durante mas de tres meses.
  • Durante el examen clínico en el consultorio del reumatólogo, se debe experimentar respuesta dolorosa al presionar por lo menos 11 de los 18 puntos gatillos, que se encuentran en diferentes partes del cuerpo.

Por otro lado, la fibromialgia puede ser primaria o secundaria.  Esto significa que cuando es secundaria, está supeditada a alguna otra condición de salud que sufra la persona, como artritis, lupus, etc., es decir que la fibromialgia se considera como un síntoma de la otra enfermedad o es causada por la otra enfermedad. Pero sigue siendo fibromialgia y el malestar se siente igual que si fuera primaria, en donde el diagnóstico corresponde solamente a fibromialgia, sin tener ningún otro problema de salud.

Muchas veces la gente me comenta que no se siente tan mal como otros reportan sentirse.  Esto puede dar pie a que se piense que no se trate de fibromialgia o que las otras personas estén exagerando sus síntomas.  Es importante saber que la fibromialgia puede tener varios grados de severidad: leve, moderada y severa. Obviamente la escala de dolor y malestar, el número de síntomas, y la frecuencia de las crisis no van a ser iguales en los tres grados de severidad.

Para extendernos un poco en el tema de los síntomas, más allá del dolor musculo-esquelético y la extrema fatiga, la fibromialgia puede involucrar mas de 70 síntomas reconocidos, y aunque todos ellos pueden afectar tu vida, también pueden ayudar a clarificar el diagnóstico y determinar el grado de severidad, y por tanto el curso de acción para el tratamiento.

Muchos de estos síntomas también puede ser causados por otras enfermedades, por lo que la lista que adjunto a continuación no debe ser considerada como una herramienta de diagnóstico.  Sin embargo, conocer los posibles síntomas involucrados con la fibromialgia, puede ayudarte a realizar el seguimiento, ya sea para ayudar al médico a llegar a un diagnóstico o para ayudarte a identificar los factores desencadenantes de las crisis.

Algunos de los siguientes síntomas se observan como condiciones superpuestas, lo que significa que ocurren comúnmente cuando se tiene fibromialgia, pero en realidad son condiciones que deben ser diagnosticadas y tratadas por separado.  Las personas con fibromialgia pueden tener cualquier combinación de los siguientes síntomas, y en diversos grados de severidad, pero no es necesario que los tengan todos para tener un diagnóstico de fibromialgia.

  1. Dolores de cabeza y migrañas
  2. Cambios en la visión, incluyendo visión que empeora rápidamente
  3. Dificultad para manejar de noche
  4. Dolor que varía de leve a severo, y puede moverse por todo el cuerpo
  5. Rigidez matinal
  6. Agotamiento y sueño
  7. Espasmos musculares
  8. Calambres
  9. Inflamación difusa
  10. Dificultad para respirar
  11. Mareos
  12. Dolor de oídos o picazón en las orejas
  13. Zumbido en los oídos (tinitis)
  14. Secreciones espesas
  15. Insomnio
  16. Patrón de sueño ligero con sueño no reparador
  17. Dificultad para mantenerse dormido (sueño interrumpido)
  18. Sensación de caer cuando comienza el sueño
  19. Músculos nerviosos por la noche
  20. Síndrome de piernas inquietas (como condición superpuesta)
  21. Falta de equilibrio y coordinación
  22. Desorientación direccional
  23. Sensación de confusión
  24. Dificultad para encontrar palabras conocidas y otras alteraciones del lenguaje (disfasia)
  25. Deterioro de la memoria de corto plazo
  26. Dificultad para concentrarse
  27. Aletargamiento
  28. Mirar al vacío antes hasta que el cerebro "se active"
  29. Incapacidad para reconocer entornos familiares
  30. Sudoración excesiva
  31. Reacciones tardías al esfuerzo físico (dolor muscular muchas horas después)
  32. Reacciones ante acontecimientos estresantes
  33. Aumento o pérdida de peso inexplicable
  34. Antojos de carbohidratos y chocolate
  35. Senos fibroquísticos, con bultos o sensibilidad (como condición superpuesta)
  36. Alergias
  37. Goteo nasal recurrente luego de episodios de alergia o resfriados
  38. Sensibilidad al moho y la levadura
  39. Rechinar de dientes (bruxismo)
  40. Síndrome de ATM (Articulación temporomandibular)
  41. Problemas menstruales
  42. Menstruaciones muy dolorosas
  43. Síndrome Pre-menstrual (como condición superpuesta)
  44. Pérdida de la libido
  45. Impotencia
  46. Dolor pélvico
  47. Distensión abdominal y náuseas
  48. Calambres abdominales
  49. Síndrome del intestino irritable (como condición superpuesta)
  50. Hemorroides
  51. Frecuencia urinaria
  52. Parestesias en las extremidades con sensación de hormigueo o quemazón
  53. Pérdida de la capacidad de distinguir algunos matices de los colores
  54. Sensibilidad a los olores
  55. Sensibilidad a la luz
  56. Sensibilidad al ruido
  57. Sensibilidad a cambios de temperatura, presión y humedad
  58. Sobrecarga sensorial
  59. Ataques de pánico
  60. Depresión (como condición superpuesta)
  61. Tendencia a llorar fácilmente
  62. Cambios de humor
  63. Irritabilidad inexplicable
  64. Ansiedad flotante (no asociada con una situación u objeto específico)
  65. Palpitaciones o ritmo cardíaco irregular y rápido
  66. Dolor en el pecho que parece un ataque al corazón, con frecuencia se trata de costocondritis (como condición superpuesta)
  67. Crestas de las uñas pronunciadas
  68. Uñas que se curvan por debajo
  69. Piel manchada
  70. Moretones o rayones con facilidad
  71. Hemorragias nasales
  72. Pérdida del cabello (temporal)
  73. Otros miembros de la familia con la fibromialgia (predisposición genética)
  74. Crecimiento excesivo de tejido (tumores no cancerosos llamados lipomas, pelos encarnados, cutículas gruesas y que se separan con facilidad, adherencias)

Como ven, existe una amplia gama de síntomas, algunos de los cuales son pasajeros o esporádicos, y otros permanentes; algunos suelen suceder con mayor frecuencia que otros.  Lo importante es estar anuentes y evaluar que situaciones nos pueden estar desencadenando cada síntoma. 

En los próximos artículos estaremos profundizando en los grados de severidad y síntomas de la fibromialgia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...