jueves, 17 de mayo de 2012

Buscando un buen médico para tratar tu fibromialgia

Uno de los factores que contribuyen al mejoramiento de los síntomas de la fibromialgia, es contar con un buen médico, que sea capaz de empatizar con tu malestar y preocuparse por buscar el tratamiento adecuado que te brinde el tan anhelado alivio.  Necesitamos ser tratados por un médico cuya meta sea mejorar nuestro malestar, sin importar la fuente de donde pueda provenir la mejoría, pero sobre todo que nos haga sentir que somos capaces de experimentar una recuperación.

La idea es buscar un médico que tenga tanto el conocimiento como el temperamento adecuado para trabajar con nosotros de manera productiva.  El médico y el paciente deben trabajar como un equipo para armar tu caso particular de fibromialgia, como el que junta las piezas de un rompecabezas.  Por eso decimos que para que un médico trate la fibromialgia eficientemente, necesita dos cosas:
  • Tener claro que cada paciente de fibromialgia tiene su propia combinación de síntomas particulares.
  • Que esté dispuesto a realizar variaciones y combinaciones de los tratamientos convencionales y alternativos mas exitosos, a fin de adecuarlos a cada paciente.

El médico correcto no debe solamente tratar tu enfermedad, sino ser capaz de enseñarte acerca de ella; debe tomarse el tiempo para educarte no solo sobre fibromialgia, sino también sobre técnicas de auto-manejo.  Esto significa que uno debe salir de la consulta mejor equipado para tratar con la enfermedad.

Otra de las cualidades que califican a un buen médico para tratar tu fibromialgia, es que tenga una mente abierta y receptiva a nuevas ideas y disposición a probar nuevos conceptos y procedimientos.  Opino que un buen médico debe estar dispuesto a considerar y aprender, no a descartar automáticamente aquello que no le sea familiar.

Con frecuencia cada vez mayor, hay nuevas investigaciones, nueva información, nuevos medicamentos disponibles, y el conocimiento y actitud de los médicos hacia la fibromialgia se está expandiendo.  Aunque aún estemos lejos de lograr que todos los médicos tengan un claro concepto de la fibromialgia y la capacidad correcta para tratarla, cada vez hay mejores médicos, que creen en los pacientes, y que demuestran interés por mejorar su calidad de vida.

Si tu médico familiar o de cabecera no está familiarizado con la fibromialgia, entonces es mejor pedir una referencia para ver un especialista que pueda tratarla, preferiblemente un reumatólogo, pero también podría ser un neurólogo o médico especialista en dolor. Los pacientes con una fibromialgia de ligera a moderada, pueden ser atendidos de manera exitosa por un reumatólogo, un internista o un fisiatra. 

Pero aquellas personas que tengan un caso de moderado a severo, deben buscar médicos especialistas en dolor que estén calificados para tratar las formas mas severas de este trastorno, y que integren un equipo multidisciplinario de especialistas, de tal forma que en conjunto y de manera coordinada, le entreguen al paciente un plan de tratamiento individualizado para su caso, sin que se superpongan las instrucciones que el paciente reciba de sus diferentes médicos.  Este equipo multidisciplinario podría estar integrado por diferentes médicos, dependiendo de cada caso, por ejemplo: reumatólogo, neurólogo, fisiatra, fisioterapeuta, masajista terapéutico, psiquiatra, odontólogo (especializado en desórdenes de la articulación temporomandibular), nutricionista, acupunturista, terapeuta de yoga, etc.  Todo esto, tomando en cuenta, que el paciente pueda tener otras condiciones subyacentes aparte de la fibromialgia, que requieran tratamiento adicional coordinado e integrado. 

Si se tiene la oportunidad de visitar varios médicos hasta encontrar el adecuado, es mejor hacerlo.  Para mí, la relación con mi doctor es tan importante como el matrimonio, debe hacerme sentir cómoda y confiada.  De lo contrario, es preferible aprender sobre todo lo relacionado a la fibromialgia, porque es muy probable que tu tengas que educar a tu médico.  Cuando se trata de manejar una enfermedad crónica como la fibromialgia, la educación es sinónimo de empoderamiento, y si podemos encontrar la combinación correcta de tratamientos, tenemos el gran beneficio de sentir que somos capaces de experimentar vidas en la que el dolor no sea una constante.  

En próximos artículos, estaré hablando del papel que tiene cada médico que integre el equipo multidisciplinario, y también hablaré sobre combinación de tratamientos dentro del contexto del auto-manejo. Que estén bien y Mil Bendiciones!!!

Por ©Mylene Wolf Fibromialgico.blogspot.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...