martes, 22 de noviembre de 2011

Mejorar la función cerebral en pacientes con fibromialgia


A todo el mundo se le dice que el ejercicio, ejercicio, ejercicio… mejora su salud. Ahora, investigadores de la Universidad de Georgetown Medical Center dicen que también puede tener beneficios por una condición médica grave.

Presentado en la Reunión Anual de la Sociedad de Neurociencia (Neuroscience 2011), el estudio demostró que seis semanas de ejercicio mejoraron sustancialmente la memoria retentiva y el control del dolor para pacientes con fibromialgia que ya no estaban siendo tratados con medicamentos.

Los investigadores encontraron que tanto la memoria de trabajo como la sensación de dolor de los pacientes sufren alteraciones luego de retirar la medicación, pero sin embargo, mejoran después del ejercicio.

La memoria y el dolor suelen empeorar inmediatamente apenas los pacientes con fibromialgia dejan de tomar la medicación. Esto es un trastorno interoceptivo, lo que significa que no tiene una causa aparente.  Se caracteriza por dolor sistémico generalizado, acompañado de fatiga, y problemas con el sueño, la memoria y el estado de ánimo.

"En condiciones como éstas, el cuerpo percibe algo por error", dice el autor principal del estudio, Dr. Brian Walitt, Director del Centro de Investigación y Evaluación de la Fibromialgia del Centro Médico de la Universidad de Georgetown.  Agregó que el dolor no es psicosomático, sino que es real y producido probablemente por el sistema nervioso central.

Para el estudio, los investigadores reclutaron a nueve mujeres con fibromialgia. Se usaron imágenes por resonancia magnética funcional para evaluar los cambios en la función cerebral durante el estudio.  Los escaneos fMRI "proporcionaron una medida definitiva de funcionamiento cognitivo, por lo que pudimos medir de forma más científica el efecto del ejercicio", dijo el presentador del estudio Manish Khatiwada, MS.  "Este es un nuevo enfoque para el estudio de la fibromialgia", agregó Khatiwada.

Mientras las mujeres aún estaban tomando medicamentos, se les hizo una resonancia magnética para evaluar la memoria y un cuestionario sobre su nivel de dolor.  Luego, los investigadores dijeron a las mujeres que no tomaran sus medicamentos por un "período de limpieza", y a continuación se les hizo una segunda resonancia magnética funcional y una prueba de memoria. Después de seis semanas, se les hizo otra evaluación. La exploración final fue tomada después de que las mujeres llevaban participando en un período de seis semanas de ejercicio. El ejercicio consistió de tres sesiones de 30 minutos de ejercicio aeróbico con un entrenador, por semana.

"Este estudio demuestra cómo estos síntomas cambian con el tratamiento y la retirada del tratamiento, y cuales son los cambios neurológicos correlacionados", dijo Walitt, agregando que el estudio no sugiere un cambio en la atención clínica de la fibromialgia.

Fuente:  Reunión Anual de la Sociedad de Neurociencia - Neurociencia 2011.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...