miércoles, 31 de diciembre de 2014

Feliz Año Nuevo para los fuertes y valientes guerreros de la fibromialgia

Cuando se tiene fibromialgia o alguna condición de dolor crónico, las tareas mas sencillas pueden exigir demasiado de nuestra parte, es mas difícil para nosotros realizarlas y nos dejan exhaustos y agotados. Aunque a veces es mejor guardar silencio, en lugar de decirle a los demás como te sientes, porque duele mas darse cuenta de que te escuchan pero no logran entenderte; porque para los que no sufren como nosotros, es difícil entenderlo y nos juzgan con mucha rapidez.  A ellos les diría que nos tuvieran un poco de paciencia.  

Parece mentira, pero hay ocasiones en que lo único que deseamos es que el día acabe pronto, aunque solo sea para ir a la cama y no poder no dormir. Tener dolores fuertes todo el tiempo es desgastante y no poder dormir bien solo empeora la situación.  En estos días, nuestro nivel de tolerancia es mínimo, y los mas pequeños conflictos pueden convertirse en problemas de proporciones épicas. El dolor afecta nuestra mente impidiendo que veamos las cosas con claridad, y no podemos tener ni suficiente paciencia ni una actitud conciliadora. Por el contrario, podemos volvernos conflictivos y beligerantes y todo lo que los demás hacen nos parece una afrenta personal.

El dolor y el malestar no solo afectan tu cuerpo, sino también tu mente. Si algunas veces tengo una mala actitud no es porque soy simplemente grosera o una mala persona, sino porque vivo en constante dolor diario; estoy cansada, malhumorada e irritable, y todo lo que quiero es estar acostada, y algunas veces no me soporto ni yo misma; pero sin embargo, muchas veces trato de funcionar como una personal normal, esperando tener la capacidad de hacer lo que los demás hacen, sin darme ni un respiro, no le doy oportunidad a mi cuerpo de hacer lo que puede (que es mucho menos de lo que hago), me siento culpable por descansar, pero la realidad es que no soy perezosa ni vaga, solo estoy haciendo lo mejor que puedo con lo que tengo.

Nunca olvides que Fortaleza es despertar cada mañana, sabiendo la cantidad de dolor que traerá el día, y seguir adelante a pesar de todo, salir de la cama para ser madre o padre a pesar de la lucha interna con el dolor, realizar un trabajo a pesar de la enfermedad, dando lo mejor de uno mismo... somos personas fuertes, somos guerreros, somos valientes.

Algunos podríamos decir que nuestro mayor logro este año fue "sobrevivir".  Mi enfermedad no es mi culpa, yo no escogí a la fibromialgia, pero si puedo escoger disfrutar de la vida y enfrentar cada día con una sonrisa, porque yo merezco paz, felicidad y respeto.

Que mas podría desearles a parte de un Feliz Año, lleno de salud, bendiciones y alegrías; pues bien, les deseo tranquilidad y noches de sueño restaurador, proyectos de paz, que sean amadas, valoradas, comprendidas y respetadas, libros bien leídos, cafecitos con las amigas, que sus idas a la farmacia sean por cosméticos y no por medicamentos, muchas risas y carcajadas de esas que hacen llorar y curan las arrugas, que puedan cantar fuerte cuando vayan en el auto y puedan bailar sabroso cuando se encuentren solos. En fin, que este año que viene sea mejor que el queda atrás.

Feliz Año Nuevo 2015 y Mil Bendiciones!!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...