sábado, 30 de enero de 2010

Toma control del dolor…

image Es un hecho que el dolor interfiere con nuestras actividades diarias. Es importante tener formas para manejar el dolor y minimizar el impacto negativo que éste pueda tener en nuestras vidas.  Por esta razón, debemos evaluar si hay alguna actividad o costumbre en nuestro diario vivir, que pueda estar incrementando el nivel de dolor, y a lo mejor no estamos consciente de ello.  Cuando se tienen enfermedades con dolor crónico, la vida no puede ser igual que antes.  Tenemos que hacer ajustes y modificaciones en nuestras rutinas.

Verifica si alguna de las siguiente cosas te pueden estar pasando, para que puedas modificar tu estilo de vida:

Excederse en las actividades diarias:  casi todos empezamos el día con una lista de cosas para hacer, y a medida que transcurre el día, nos vamos sintiendo cansados y el nivel de dolor va en aumento.  Aunque no estamos seguros de continuar, nos esforzamos por terminar las tareas, ignorando lo que nuestro cuerpo nos está diciendo.  Estamos sobrecargando nuestro organismo, esforzándonos mas allá de nuestras limitaciones físicas y solo logramos incrementar el dolor.  Presta atención a tu cuerpo, cuando te pida que te detengas; a veces tenemos que aceptar que no podemos hacerlo todo y que hay que dejar cosas para el día siguiente.  En nuestro caso el dicho “no dejes para mañana lo que puedas hacer” mas bien aplica como “deja para mañana lo que no puedas hacer hoy”.

image No descansar ni relajarse:  sin adecuados períodos de descanso y relajación, tu cuerpo se estresa y te manda señales de dolor.  Mantener niveles de actividad constante sin el descanso apropiado puede disparar ciclos de mas fatiga y mas dolor; las actividades deben estar balanceadas con el adecuado descanso y relajación. La meditación es un tratamiento totalmente natural para las enfermedades de dolor crónico.  Aprender a meditar puede aliviar la tensión muscular y ayudar a combatir la fatiga.  Las técnicas de relajación pueden reducir el estrés, la ansiedad, la depresión y los problemas para dormir.  Busca técnicas de meditación y relajación.

Obtener un sueño inadecuado:  una buena noche de sueño se considera parte de un régimen saludable.  Según estudios, el 75% de las personas con desórdenes reumáticos o artríticos, a menudo tienen problemas de sueño.  En general, existe una alta frecuencia de problemas de sueño en varias condiciones médicas que involucran dolor crónico, que muchas veces altera el proceso de sueño, y al mismo tiempo el problema de sueño afecta el proceso de la enfermedad.  La mala calidad del sueño y dolor crónico pueden crear un círculo vicioso que afecta el estado de ánimo y los niveles de fatiga.  Mantenga hábitos regulares para dormir, evite la cafeína y el alcohol tarde en la noche, no haga siestas, utilice su cama solo para dormir, no haga ejercicios por lo menos 3 horas antes de acostarse, etc.  Desarrolle rutinas para relajarse antes de dormir, y verá que puede conciliar y disfrutar de un sueño reparador.

No hacer ejercicios: el ejercicio puede aliviar o disminuir el dolor crónico; movimientos suaves y regulares mantienen los músculos tonificados, te ayuda a construir fuerza y flexibilidad, ayuda a mejorar el rango de movimiento articular, mejora la movilidad, reduce la rigidez de los músculos adoloridos, que usualmente tienen  las personas con artritis o fibromialgia.  Si no ejercitas con regularidad, los músculos se debilitan, a veces hasta el punto de atrofia.  La falta de ejercicio te puede hacer caer en un ciclo de falta de acondicionamiento – debilidad – dolor.  Practica ejercicios suaves como Yoga, Tai Chi, estiramientos en agua, etc.  

image No tomar los medicamentos:  los médicos prescriben medicinas con instrucciones específicas, de manera que el medicamento pueda realizar su función en el organismo, ofreciéndonos un óptimo nivel de beneficio.  Si te saltas dosis o te pasas días sin tomar las medicinas, no le estás permitiendo a tu cuerpo que reaccione apropiadamente al medicamento, y por supuesto, la consecuencia es mas dolor.  Mantenga los medicamentos a mano, y acostúmbrese a tomarlos siempre a la misma hora, para evitar que se le olviden.

Enfocarse en remedios no probados:  el dolor crónico se puede volver tan angustiante que una persona podría estar dispuesta a cualquier cosa con tal de detener la agonía;  esto podría llevarse a ser arrastrado hacia remedios no probados, trucos y hasta curanderos.  Si una persona decide atenderse con un curandero, disminuye el tiempo y esfuerzo de los tratamientos probados, aceptables y recomendados.  Tratamientos sin valor médico pueden llevarnos a mas dolor.  Antes de intentar cualquier nuevo tratamiento, investíguelo a fondo, y consúltelo con su médico.

Ganar peso:  las investigaciones han demostrado, que cuando se camina, las caderas, rodillas y tobillos soportan de tres a cinco veces el peso total del cuerpo de una persona; lo que confirma que estar en sobrepeso, aunque sea moderadamente, recarga las articulaciones y puede incrementar el dolor, sobre todo en los casos de artritis. Por cada libra que una persona tenga de sobrepeso, le agrega a cada rodilla, de tres a cinco libras de peso adicional.  En contraste, la pérdida de diez libras de peso hace que se libere una presión de 30 a 50 libras extra de las articulaciones.  Ganar peso equivales a mas dolor.

image El pesimismo provoca dolor:  el dolor crónico altera la vida. El dolor alimenta al pesimismo y el pesimismo alimenta al dolor.  Es razonable sentirse deprimido por el impacto del dolor crónico, hasta cierto punto; pero si tu estado de ánimo se vuelve totalmente pesimista, estás cediendo ante aquello que justamente incrementa tu dolor.  Si te sientes pesimista y desesperado, estarás menos receptivo a los medicamentos, tratamientos, ejercicios y cualquier posible acción para tu mejoría.  El dolor nos afecta tanto física como emocionalmente, ya que hay una fuerte conexión entre la mente y el cuerpo.  No pierdas tiempo preguntándote “¿Por qué yo?”; mejor pregúntate “¿Que puedo hacer para mejorar mi vida?” … y hazlo.

Acumular mas estrés: Demasiado estrés puede aumentar el dolor y hacer más difícil para las personas con dolor crónico, lidiar con las cargas adicionales impuestas por su enfermedad.  La función inmunológica, el estrés y las enfermedades están interconectadas.  La dificultad de vivir con dolor genera estrés, que causa que los músculos se tensionen e incrementa el dolor, empeorando los síntomas. El estrés y el dolor desarrollan un ciclo de: estrés - dolor - más estrés - más dolor.  Existen tres componentes exitosos para manejar el estrés: aprenda como reducir el estrés, aprenda a aceptar lo que no se puede cambiar y aprenda a vencer los efectos dañinos del estrés.

Algunos tips que pueden ayudarnos con el estrés

Reducir el estrés

  • Identifique las causas del estrés en su vida
  • Comparta sus pensamientos y sentimientos
  • Simplifique su vida al máximo
  • Maneje bien su tiempo y conserve su energía
  • Establezca metas a corto plazo
  • No recurra al alcohol o las drogas
  • Póngase en forma tanto física como mentalmente
  • Desarrolle su sentido del humor
  • Sonría, ríase mucho y diviértase
  • Consiga ayuda para lidiar con los problemas difíciles de resolver

Aceptar lo que no se puede cambiar

  • Asimile que solo se puede cambiar a usted, y no a los demás
  • Permítase ser imperfecto

Vencer los efectos dañinos del estrés

  • Practique técnicas de relajación
  • Aprenda a superar las barreras de la relajación

image

miércoles, 13 de enero de 2010

Ansiedad y Depresión – Epidemia de Fibromialgia en aumento?

En 1947, apareció un artículo en una prestigiosa revista científica llamada “Annals of the rheumatic diseases”, titulado “Psychogenic rheumatism: the musculoskeletal expression of psychoneurosis” (Reumatismo psicogénico: la expresión músculo esquelética de la psiconeurosis);  increíblemente, luego de casi 60 años, las sugerencias realizadas en dicho artículo aún permanecen vigentes como base para el diagnóstico, pronóstico y terapia para millones de personas enfermas de Fibromialgia en el mundo entero.

Aunque aún se desconocen las causas de la fibromialgia, existen varias hipótesis, como cambios en el metabolismo musculoesquelético (posiblemente debido a la disminución del flujo sanguíneo, que podría causar fatiga crónica y debilidad); agentes infecciosos (aunque no se ha identificado ningún virus ni microorganismo específico); traumatismos, exposición prolongada al estrés, desregulación del sistema nervioso, etc.  Igualmente, tampoco se ha podido establecer si existe alguna tendencia hereditaria hacia la enfermedad.

La vida profesional de los tiempos actuales tiene muchas exigencias, es altamente competitiva, acarrea frustraciones, impone grandes responsabilidades y requiere multiplicidad de roles dentro de la sociedad.  Muchos científicos consideran que este tipo de vida representa un factor influyente en el desencadenamiento de la fibromialgia, que brota o se exacerba ante situaciones de estrés tanto físico como emocional.  Esto podría explicar porqué la incidencia de la fibromialgia ha ido en aumento en los últimos tiempos.

Cuando la fibromialgia no era tan conocida como el síndrome de fatiga crónica, ya mucha gente pensaba que el SFC era una enfermedad mental que le sucedía a personas con problemas de depresión o ansiedad, o con debilidad de carácter para hacerle frente a las situaciones difíciles de la vida.  Otros pensaban que la enfermedad realmente causaba síntomas físicos, pero que primordialmente se debía a la falta de fortaleza emocional necesaria.

Ahora que la fibromialgia es un poco mas conocida, y que hay tantas personas enfermas, mucha gente tiene la percepción que esta enfermedad es un trastorno psiquiátrico, igual que se tenía anteriormente con el SFC.  Por esta razón, muchos enfermos de FM nunca hablan de su enfermedad; sienten que la gente no va a entenderlos, o simplemente van a atribuir el malestar al cansancio producto del trabajo y el estrés, como si el enfermo no tuviera la capacidad para manejar estas circunstancias.

Hace unos 5 o 6 años, nadie sabía que era la fibromialgia y llegué a ser atendida por médicos que ni siquiera sabían de que se trataba. Y cuando describía los síntomas, hasta los médicos parecían no tomarlo en serio y en muchos casos, su conclusión era que yo exageraba los malestares, y me sentía clasificada rápidamente como hipocondriaca.

A fin de cumplir con mi trabajo, trataba de ignorar los malestares, repitiéndome a mi misma “puedo aguantar el dolor” o “ya estoy acostumbrada a sentir dolor”; pero el cansancio producto del trabajo, mas el agotamiento mismo de la fibromialgia, mas el desgaste por tanto dolor, me debilitaban al punto de solo desear descanso; cada vez que tenía un tiempo libre, me quedaba en cama, y me perdí paseos con mi familia y dejé de recibir visitas en mi casa, porque siempre estaba exhausta y solo quería estar acostada.

Pero en realidad, no importa que tan bueno seas en tu trabajo, ni cuanto te mates para demostrarlo, cuando se combinan altos niveles de responsabilidad con altas dosis de estrés, siempre terminas teniendo problemas cognitivos que afectan tu desempeño, tu rendimiento y te hacen la vida sumamente complicada, casi imposible de sobrellevar, terminando por afectar tu autoestima.

Es indudable que la FM conlleva innumerables aspectos psicológicos que se deben tener presentes, ya que influyen en el estado de ánimo, la capacidad de afrontar las situaciones difíciles, las funciones cognitivas, el manejo de las situaciones y relaciones familiares, sociales y laborales.   Estos aspectos psicológicos provienen de una experiencia de dolor y cansancio constante y mantenido en el tiempo, que lógicamente afectan la calidad de vida del enfermo.

Aunque aún existen profesionales de la medicina que dudan de la existencia de la fibromialgia, lo cierto es que las personas diagnosticadas con fibromialgia, deben recibir todo el apoyo de su entorno para no desmoralizarse. Algunas veces el diagnóstico se demora y los síntomas se multiplican, generando mucha angustia y desconcierto, que podrían desencadenar crisis de ansiedad, por lo cual se debe empezar cuanto antes, los tratamientos necesarios para las distintas áreas.

Por todo esto es muy importante, que cuando se tengan síntomas de ansiedad o depresión, se busque la consulta con un psiquiatra, a fin de mejorar los trastornos del ánimo, ya que sus efectos negativos en la salud, solo agravan los síntomas físicos y el estado general.  Igual de importante para mejorar la calidad de vida del paciente de fibromialgia, es el apoyo emocional que pueda recibir de la familia y amistades cercanas.

martes, 12 de enero de 2010

Encuentran un marcador para diagnosticar el Síndrome de Fatiga Crónica?

Muchos investigadores están buscando marcadores para el diagnóstico de SFC, y muchos de ellos concentran sus esfuerzos en los cambios relacionados con el ejercicio debido a la reacción fisiológica anormal que las personas con SFC experimental al esfuerzo, conocida como malestar post-esfuerzo.

Recientemente, investigadores japoneses dicen que han encontrado una proteína en la sangre de las personas con síndrome de fatiga crónica que podría utilizarse como marcador diagnóstico, según un comunicado de prensa.  Hasta la fecha, su trabajo no parece estar publicado en una revista médica.

El equipo de la Universidad de la Ciudad Osaka dice que se encontraron niveles extremadamente altos de la proteína llamada alfa-MSH, en la sangre y los lóbulos intermedio de la glándula hipófisis de las ratas fatigadas.  La dopamina, un neurotransmisor que a menudo presenta bajos niveles en pacientes de SFC, normalmente evita que el alfa-MSH suba demasiado, pero las ratas van perdiendo la capacidad de producir dopamina, mientras mas fatigadas están.

El equipo probó niveles de alfa-MSH en la sangre de 57 personas con SFC y 30 personas sanas.  En el grupo de SFC, el nivel de alfa-MSH estaba cerca de 50% más alto que en el grupo de control.

Los investigadores creen que esto podría convertirse en un largamente esperado marcador para el diagnóstico de SFC. Sin embargo, estos resultados tendrán que ser validados por investigación adicional.

sábado, 9 de enero de 2010

Efectos del Chocolate en personas con Fibromialgia

image Muchas personas sienten antojo por el chocolate, entre ellas yo.  Pero siempre se nos dice que no debemos comerlo, porque al igual que todos los dulces, tiene mucha azúcar.  Los chocolates en barra que encontramos en las tiendas generalmente contienen grandes cantidades de azúcar refinada, grasas de leche y aceites hidrogenados, ingredientes reemplazan los nutrientes verdaderamente saludables del cacao, y lo vuelven tan perjudicial para la salud, como cualquier otra golosina.

Sin embargo, el chocolate negro (Dark Chocolate) no contiene la misma cantidad de leche o azúcar, que tiene el chocolate de leche, y recientemente los científicos han re-descubierto lo que los mesoamericanos sabían desde hace siglos, que el chocolate negro puede aportar beneficios para la salud; sobre todo si ha sido cultivado de forma orgánica y hecho a mano.

No es necesariamente malo que el chocolate tenga leche, lo importante es que contenga al menos el 70% de cacao puro en polvo; mientras más puro sea el cacao que el chocolate contiene, más beneficioso será.  Amarguito es mejor, que pero aún cuando podemos darnos un gustito de vez en cuando, no debemos exagerar.

Entre algunos de los beneficios que se han encontrado, están:

  • El triptófano y los cannabinoides que se encuentran en el chocolate negro pueden reducir la ansiedad y promover la relajación, reduciendo los niveles de las hormonas del estrés.  Lo que puede ayudar a pacientes con fibromialgia a sentir menos estrés y dolor.
  • Los estimulantes de la teobromina, la cafeína, la tiramina y feniletilamina del cacao, le proporcionan a quien lo come, el empuje necesario.  Lo que puede producir algo mas de energía. 
  • El cacao también pueden desencadenar los opiáceos naturales del cerebro, que pueden aliviar el dolor y promover un sentimiento de bienestar.  Lo que ayuda a mejorar los dolores fibromiálgicos.
  • El cacao también ayuda al cuerpo a producir óxido nítrico, que es importante para el flujo de sangre y la presión arterial, promoviendo el flujo sanguíneo saludable, de manera similar a la aspirina en dosis bajas, lo que ayuda a liberar toxinas, que acumuladas en el organismo pueden incrementar los dolores.
  • El cacao también contiene muchos flavonoides, que son compuestos vegetales con altas propiedades antioxidantes.  Estos previenen el daño y desgaste de las células, además de evitar que las sustancias grasas que hay en el torrente sanguíneo obstruyan las arterias.  Lo cual es definitivamente bueno y necesario para todas las personas, tengan o no, fibromialgia.

Sin embargo, el chocolate, aunque sea negro no es 100% bueno para la salud, por las siguientes razones:

  • Mientras que el cacao contiene triptófano, cannabinoides, teobromina, cafeína, tiramina y feniletilamina, las cantidades de estas sustancias son inferiores comparadas con otros alimentos. Por ejemplo, una taza de café contiene mucha más cafeína que una barra de chocolate.  En este caso, comerse una barra de chocolate negro en lugar de tomarse una taza de café, no proporciona los efectos psicológicos que la cafeína ofrece.  Sin embargo, si combinamos una barra de chocolate negro con otros alimentos que contienen estas mismas sustancias, se obtiene efecto más notable. 
  • Otra preocupación es que gran parte de los ingredientes activos presentes en el cacao que mejoran la salud, se destruyen durante la producción de chocolate.  O sea que a mayor procesamiento, menor beneficio potencial.  Las empresas que producen chocolate están buscando maneras de reducir al mínimo las pérdidas de estas sustancias químicas, a fin de no reducir los beneficios para la salud. 

image En conclusión, para obtener los posibles beneficios del chocolate, hay que tener presente qué tipo de chocolate usted come; evite el chocolate con leche y los que se venden como caramelos, y busque las siguientes cualidades en el chocolate:

  • Que tenga alto contenido de cacao (el 70% o más alto)
  • Que no haya pasado por un proceso de alcalinización
  • Que haya sido secado y prensado en frío en lugar de tostado.
  • Que contenga manteca de cacao en lugar de grasas de leche o aceites hidrogenados.
  • Que contenga edulcorantes naturales de bajo índice glicémico, tales como caña en bruto en lugar de azúcar refinada.
  • Que preferiblemente haya sido cultivado de forma orgánica
  • Que se hayan elaborado con el menor procesamiento posible, por ejemplo a mano.

martes, 5 de enero de 2010

AUSENCIA DURANTE DICIEMBRE

Mis queridas y queridos compañeros, siento no haber estado presente durante el mes de diciembre, pero estuve con algunas complicaciones de salud.  Estuve hospitalizada con problemas en el endometrio y también me dio dengue.  Dos cosas muy severas, y casi simultáneas.

Los dolores del dengue fueron increíblemente terribles, a pesar de que años atrás ya me había dado.  Quedé muy débil y adolorida, pero ya estoy nuevamente reconstituida, gracias a Dios.

Espero que todos hayan tenido una hermosa Navidad, que hayan recibido muchas bendiciones en sus familias y sus hogares, que hayan disfrutado mucho en Año Nuevo, pero sobre todo espero que la paz, la salud y el amor reine en sus hogares.

Para aquellos seguidores de la página de Facebook, les agradezco inmensamente sus maravillos deseos y sus comentarios positivos, que estoy segura me transmitieron grandes cantidades de vibraciones positivas, ayudando a mi pronta recuperación.

Que este 2010 nos traiga grandes dosis de SALUD a todos, porque con SALUD, todo es posible.

Mil Bendiciones y mucho amor para todos!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...