miércoles, 17 de agosto de 2011

El Yoga es beneficioso para Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica

image Las personas con fibromialgia (FM) y síndrome de fatiga crónica (SFC) en general tienen dificultad para realizar ejercicios.  Estos pueden drenar toda nuestra energía y causar otros síntomas o crisis. Debido a esto, los médicos recomiendan cantidades moderadas de ejercicio suave.

El yoga es una de las formas más comúnmente recomendada de ejercicio para FM y SFC, ya que es una buena y suave forma para estirar el cuerpo y relajar músculos tensos y articulaciones. Además ayuda con el equilibrio y la fuerza, y a medida alcances niveles mas avanzados, puede llegar a proporcionar un entrenamiento cardiovascular.

Algunas personas tratan el yoga como un ejercicio, pero cuando se hace de la manera tradicional, que enfatiza la respiración controlada y la conciencia, también puede ayudarte a relajar, calmar y enfocar tu mente, y hacerle frente a los trastornos emocionales.

Algunos estudios han demostrado que las personas con fibromialgia pueden beneficiarse del yoga. Aunque han sido estudios pequeños, han demostrado mejoras en el dolor, la fatiga, el estado de ánimo, la funcionalidad, la aceptación y la capacidad para afrontar esta condición. Un estudio publicado en 2011 sugiere que el yoga aumenta el cortisol, la hormona del estrés, que a menudo presenta desregulación en personas con fibromialgia.

Aunque el yoga no se ha estudiado para SFC, muchos expertos y el CDC lo recomiendan como parte de un régimen de tratamiento. Algunos expertos afirman que el yoga proporciona más energía al cuerpo de la que toma, lo que lo hace ideal para condiciones relacionadas con fatiga.

Antes de seguir adelante, debemos saber ¿Qué es el Yoga?

La palabra yoga significa "unión" en sánscrito, el idioma de la antigua India, donde se originó el yoga. Podemos pensar en la unión que ocurre entre la mente, el cuerpo y el espíritu.  Lo que comúnmente se conoce como "yoga" puede ser descrito con más precisión por la palabra sánscrita “asana”, que se refiere a la práctica de posturas físicas o poses.  “Asana” es sólo uno de los ocho "miembros" del yoga, la mayoría de los cuales se preocupan mas por el bienestar mental y espiritual, que por la actividad física. En Occidente, sin embargo, “asana“ y “yoga” son palabras que se usan frecuentemente de la misma manera.

Posturas de yoga
Muchas personas piensan que el yoga es solo estiramiento. Pero mientras que el estiramiento está ciertamente involucrado, el yoga trata realmente acerca de la creación de equilibrio en el cuerpo mediante el desarrollo de la fuerza y ​​la flexibilidad. Esto se logra a través de la realización de poses o posturas, cada uno de las cuales aporta una serie de beneficios físicos. Las posturas se pueden hacer rápidamente en sucesión, creando calor en el cuerpo a través del movimiento (yoga estilo vinyasa) o más lentamente para aumentar la resistencia y perfeccionar el alineamiento de la pose. Las posturas son una constante, pero el enfoque hacia las mismas varía según la tradición en la que el maestro haya sido entrenado.

Introducción al Yoga
Al iniciar el yoga, al igual que al iniciar cualquier rutina de ejercicios, primero debes consultar con tu médico para asegurarte de que no representa riesgos para tu salud. Una vez que tengas el ok del doctor, lo mejor es proceder muy lentamente. Prueba una o dos poses sencillas por día y presta mucha atención a cómo te hacen sentir. Una vez que estés seguro que el yoga no está exacerbando tus síntomas, entonces puedes comenzar lentamente agregar más poses.

Para contrarrestar el malestar post-esfuerzo, en lugar de añadir más poses a una sola sesión, puedes añadir una segunda sesión al día. Al trabajar en periodos cortos con períodos largos de descanso entre ellos, es posible que seas capaz de lograr más, sin provocarte malestar.

Debido a que vas a comenzar muy lentamente, es probable que desees hacerlo por tu cuenta o con un instructor personal (si tienes la posibilidad). Si estás realizando un programa auto-guiado, asegúrate de entender completamente las posturas antes de intentarlas, y asegúrate de comenzar con las mas sencillas, especialmente aquellas que se realizan tendido sobre el suelo. Puede ser de mucha ayuda, un libro con imágenes claras o un video (también hay videos cortos en YouTube, los mejores están en inglés, y los puedes encontrar, buscando “fibromyalgia yoga”).

A medida que añades posturas verticales o de pie, ten en cuenta que muchas personas con FM o SFC son propensas a marearse, especialmente al ponerse de pie. Si te enfocas principalmente en posturas que sean acostado, sentado o de pie en una posición muy estable, debes ser capaz de mantener esta posturas sin que sea un problema y a la vez, evitar lesiones por caídas provocadas por mareos.

En el siguiente artículo presentaré una serie de 5 videos en español, sobre yoga para principiantes.  Por ahora, les recomiendo las siguientes entradas que tienen videos de yoga:

YOGA PARA PRINCIPIANTES
YOGA PARA FIBROMIALGIA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...